sábado, 20 de marzo de 2010

Merceditas Valdés con Grupo Yoruba Andabo - Aché IV

Merceditas Valdés nació en la calle Neptuno densamente poblado barrio de Cayo Hueso, en La Habana el 14 de octubre de 1928.

Cuando tenía 12 años, y sin ella parents'consent, solicitó a competir en "La Corte Suprema del Arte" (un programa que puso en marcha muchos intérpretes convertirlos en artistas famosos que luego se convirtió en grandes personalidades del mundo musical cubano) y cantó dos piezas: "Babalu", un tema popularizado por Miguelito Valdés y "La negra Mercé", de Ernesto Lecuona; en esa ocasión, así como en las siguientes, se le otorgó un premio.

Su carrera comenzó con el canto de las oraciones religión yoruba en anfiteatros y estaciones de radio y sus actuaciones en programas musicales de Radio Cadena Suaritos se consideran antológicas. Allí, la orquesta participantes fue realizada por Obdulio Morales - compositor, arreglador musical y promotor de la música afro-cubana litúrgica ", junto con un grupo de tambores batá dirigido por Trinidad Torregrosa, con Merceditas como solista principal. Por primera vez, el tambores batá fueron transmitidos por la radio, fuera de los templos, y muchas personas ni siquiera fue a la estación de radio con el único propósito de saludar a Merceditas, al final del programa.

Merceditas, ya un destacado cantante de música popular, tuvo un momento decisivo en su carrera artística, cuando conoció a etnólogo cubano Don Fernando Ortiz (La Habana, 1881-1969). Este gran maestro le pidió que colaboren con él, le expliqué el alcance de sus investigaciones y la eligió para ilustrar sus conferencias sobre la influencia de la música africana en Cuba. Así es como empezó su proceso de especialización como cantante principal en las ceremonias de santería religiosa. Acerca de su relación con Ortiz, Merceditas dijo: "Una de las más bellas y enriquecedoras experiencias de mi vida tuvo lugar cuando se convirtió en el único cantante realiza por don Fernando por sus conferencias. Con el paso del tiempo y la profundización de nuestra amistad, me apodaron "Aché su pequeño", porque acostumbraba a decir que le trajo buena suerte. "

Vale la pena mencionar que en el estilo muy personal de Merceditas Valdés fusionada, de manera armoniosa, riguroso y excelente, dos cualidades como el canto y la danza, sin distorsionar la esencia de la canción y el movimiento escénico.

A finales de la década de 1940 grabó música ritual para la empresa Víctor y en la década de 1950 su voz fue grabada por el sello Panart.

Esta última década fue prodigiosa para su vida artística: se realizaron giras intensas, como parte de importantes producciones del famoso cabaret Tropicana, actuando en París, en el sur de Venezuela y otros países de América. En el Carnegie Hall, en Nueva York, dio el primer concierto de música afro-cubana, con una orquesta formada por 80 profesores dirigida por Gilberto Valdés. Su éxito fue tan rotundo, que el que fueron contratados, junto con Tito Puente, para hacer una gira en los Estados Unidos que se extendió a Canadá. También cantó en el Teatro Apolo de Nueva York.

Cuando la televisión se introdujo en Cuba, Merceditas Valdés popularizó el ritmos afro-cubanos en las pantallas de televisión y tuvo la oportunidad de trabajar junto con Ernesto Lecuona en el programa titulado "Serenata Cubana". Se inauguró la exposición del famoso Hotel Riviera y realizado por un largo tiempo en el cabaret Tropicana.

Durante los años siguientes, continuó trabajando de manera incansable, a menudo actuando en radio y televisión, ofreciendo conciertos tanto en Cuba como en el extranjero y aumentar su producción fonográfica de valor.

Junto con el "Yoruba Andabo", "Oru" (dirigido por Sergio Vitier) y "Los amigos" grupos (esta última dirigida por Guillermo Barreto, su compañero en la vida) ", Merceditas Valdés llevó a cabo una importante salvamento y tareas de difusión de la la música africana.

Recordado en su país como una mujer maravillosa y humilde, Merceditas Valdés es considerado actualmente en los catálogos y las publicaciones entre los más grandes artistas del mundo, y su nombre tiene un significado más alto en la cultura cubana debido al éxito de sus esfuerzos en el rescate, para el musical legado, con su extraordinaria voz de la calle los gritos, oraciones, canciones de cuna, boleros e innumerables piezas antológicas. El hecho se las arregló para dejar a su pueblo en contacto con la música cubana de raíces africanas se erige como uno de sus principales aportes culturales~cubamusic.com



Merceditas Valdés con Grupo Yoruba Andabo - Aché IV (2002)

Temas:
01-A Elegguá
02-A Obatalá - Baba Fururu
03-A Yemayá
04-A Ochún
05-Ibeyi
06-Espirituales Cubanos

1 comentario:

  1. no encuentre el enlace para bajar este archivo, agradezco me expliquen como bajar este cd que esta buenisimo

    ResponderEliminar