sábado, 1 de octubre de 2011

Tete Montoliu-Primeros Pasos

Enlace
En el hasta hace poco desolador panorama del Jazz en España, la figura del extraordinario pianista barcelonés, Tete Montoliu, (1933-1997) ha brillado con luz propia y casi en solitario durante muchos años. Tete, como todos los aficionados al jazz en España lo conocíamos, nació en el seno de una familia barcelonesa de gran vocación musical: su padre integraba la Banda Municipal y la Gran Orquesta del Liceo, y su madre era una entusiasta aficionada al jazz. Niño prodigio, ciego de nacimiento, a los cuatro años, cuando ya garabateaba con notable precisión los primeros compases de pequeñas piezas clásicas, realizó un curso de música en la Escuela de Ciegos de Barcelona y posteriormente cursó estudios en el Conservatorio Superior de Música de la Ciudad Condal, iniciándose en el jazz atraído por la escucha, paciente y entusiasmada de otro gran pianista ciego, el maestro, Art Tatum. Tete, tuvo la suerte de ser oído por el gran maestro del vibráfono, Lionel Hampton, que quedó deslumbrado por la expresividad de Montoliu, que entonces se ganaba la vida tocando en un oscuro pub barcelonés. El músico estadounidense lo invitó a sumarse a la gira europea de su banda. También tuvo la suerte de que otro gran músico, el saxofonista afincado en Barcelona, Don Byas, le animara a tocar con el en el mítico club "Jamboree" de la Plaza Reial de Barcelona. Desde entonces, Tete, tocó con casi todos los grandes maestros del jazz: los saxofonistas John Coltrane, Dexter Gordon, Ben Webster y Stan Getz; los trompetistas, Chet Baker o Paquito D'Rivera; el baterista, Elvin Jones y el violinista, Stephane Grappelli entre otros. A finales de los años cincuenta, dio sus primeros recitales en Nueva York, en el célebre club, "Up of the Gate" y fue distinguido como mejor pianista europeo de jazz por sus propios compañeros. Entre sus principales trabajos discográficos, más de sesenta discos grabados en distintos formatos, destacan "Body & Soul" (Black Lion, 1971), "Tete!" (Steple Chase, 1974; "Tete a Tete" (Steple Chase, 1976), "Lunch in L.A" (Original Jazz, 1979)."The Man From Barcelona" (1990) o por fin el extraordinario directo en Madrid, "Tete en el San Juan" (Melopea, 1997). Tete Montoliu, falleció el 24 de agosto de 1997 en Barcelona víctima de un cáncer pulmonar. El jazz en España está en deuda permanente con este gran músico.~apoloybaco.com


TETE MONTOLIU
primeros pasos (mambos, boleros, cha-cha-chás y unas gotas de jazz).
Todo el mundo tiene su historia y carga con ella con
resignación o con orgullo, a veces con ambas cosas a la vez. Eso le sucedía a Tete Montoliu. Una parte de su pasado musical poco o nada tenía que ver con su realidad jaz­zística pero nunca renegó de lo que le había tocado vivir y de cómo lo había vivido. Este disco incluye por primera vez en formato digital (y en muchos casos por primera vez desde su edición original viejos discos de pie­dra de 78 r.p.m. o en primigenios microsurcos de 45 r.p.m.) parte de esa historia que Tete Montoliu cargaba a sus espaldas con orgullo y también con resignación. Desde su más tierna infancia Tete Montoliu había querido ser pianista de jazz. Los discos de la gramola de su madre le habían abierto los oídos, la profesionalidad de su padre en campos cercanos le había marcado un camino y, un poco más tarde, su amistad con Don Byas le había demostrado que, aunque muchos se empeñaran en mantenerlas cerradas, las puertas podían abrirse. Tete tenía las cosas claras pero en la España de la inmediata posguerra no era fácil convertirse en músico de jazz. Más bien al contrario: difícil sería decir poco, imposible mucho mas realista. Cuando Tete estudiaba en el Conservatorio Municipal de Barcelona el jazz estaba totalmente prohibido. No es que se considerase como una música mala o desdeñable, simplemente no se le consideraba como música. Pero Tete y sus amigos estaban decididos, costase lo que costase, a tocar la música que realmente les llegaba al corazón. Ya en las aulas del viejo y entrañable edificio de la calle Bruch de Barcelona se escondían de sus profesores para interpretar música de jazz. "En el Conservatorio de Barcelona estaba prohibido tocar jazz", recordaba Tete. "No es que estuviera mal visto, decían que no era música y simplemente estaba prohibido, De lo que no se daban cuenta es que, al ser una cosa prohibida, nos atraía aun más. Entre clase y clase nos reuníamos en un aula Ricard Roda, José Guardiola, Jesús Peirón y algún crío más y nos poníamos a tocar jazz. Colocábamos a otro niño en la puerta para vigilar, si aparecía algún profesor nos silbaba y nosotros pasábamos directamente del jazz a 8ach; teníamos una habilidad especial para hacer ese cambio y disimular, Casi nunca nos pescaron aunque algún que otro castigo ya nos cayó a Roda y a mí por ser los cabecillas". Cuando Tete ya estuvo en edad de lanzarse a los escenarios para ganarse la vida como músico, el jazz de tan minoritario prácticamente no existía y, a menudo, quedaba encerrado en locales de mala reputación. Así que nuestro pianista tuvo que comenzar a ganarse los garbanzos haciendo lo que entonces se llamaba música comercial, es decir boleros, cha-cha­chás, mambos y cualquier otro tipo de canción que permitiese bailar. Música generalmente muy alegre destinada a hacer olvidar los problemas de una población que todavía subsistía gracias a las cartillas de racionamiento o, en el otro extremo de la escala social en lujosas salas de fiestas, a servir como fondo musical del entrechoque de copas burbujeantes de lo que entonces aun se llamaba champán. "Tocaba a diario porque queria llevar dinero a casa y tener dinero para gastar. No se trataba de un gusto especial por la música que hacíamos porque a mí me seguía interesando el jazz pero tocando jazz no se ganaba ni un duro por lo que me veía obligado a tocar en todo tipo de locales". Tete intentó compaginar su afición más íntima con la necesaria búsqueda del sustento pero no siempre pudo conseguirlo. Un poco hastiado de locales barceloneses como Las Vegas Tete se trasladó también a Madrid buscando nuevos horizontes que, al final, resultaron ser los mismos. "El trabajo en Madrid me lo proporcionó Lorenzo González, al que conocía desde que llegó a España en 1952, y duró unos quince días. hasta que me echaron porque la gente no entendia lo que tocaba. Lo mismo me sucedió en otros locales de Barcelona como el Embassy o e Atelier de los que me echaron con muy buenas maneras porque a pesar de que tocaba cosas comerciales lo hacía de forma jazzística, Para mi era realmente difícil, un tormento, salir cada noche a tocar las mismas cosas y de la misma manera, la gente quería escuchar sus canciones preferidas tocadas sin ningún cambio, para poder seguirlas mentalmente, y a mí eso me reventaba porque la música es algo vivo y se mueve y cambia constantemente, Tocar dos veces una cosa de la misma manera es la antí-música". Esa forma jazzística de tocar temas comerciales se nota ya en el imberbe Tete, En su primera grabación con el Latin Quartet, ese toque destáca ya poderosamente. El Latin Quartet fue una aventura efímera, nació para atender a un contrato surgido en la playa de La Haya en 1954, cuando Tete acababa de dejar el Coriservatorio barcelonés. Uncontrato de tres meses para tocar en el Club Flyifng Dutchman con la condición de que debían explotar su latinidad. de ahí el nombre dél cuarteto escogido a toda prisa. El grupo consiguió cautivar al público holandés y hasta aprovecharon su popularidad para hacer anuncios de cerveza. El, Latin Quartet grabó un solo disco en Holanda en ese verano de 1954. La grabación tardó cuatro años en publicarse en España y cuando lo hizo fue casi de forma clandestina, posiblemente porque el grupo ya no existia y nadie lo recordaba. Los dos temas grabados en Holanda se editaron como complemento de otros dos grabados por Laguestra y su Marimba Típica. El discos se presentaba con el título de Al sur del Río Grande y el nombre del grupo, debidamente castellanizado como Cuarteto latino, figuraba en un lateral en tipología pequeña. No se reseñaban ni los componentes del cuarteto ni los nombres de los autores de las dos canciones. Una era un popular éxito de Los Panchos, No, no y no, y la otra un ritmo cubano titulado Píntame de colores que el cuarteto (o su discográfical rebautizó como Superhombre y del que sólo interpretaban el pegadizo estribillo. De regreso a España Tete volvió a moverse entre Madrid y Barcelona al frente de grupos de música latina (maracas, tumbadoras y camisas de lunares y faralaes) o colaborando con alguno de sus amigos como Juanito Segarra o Lorenzo González. Con la orquesta de Lorenzo González. una de las más populares del momento, Tete grabó varios mambos a lo Pérez Prado que le permitieron mostrar toda su sabiduría pianística a pesar de las limitaciones tanto del ritmo como de la duración obligada de los temas que no podían superar nunca los tres minutos y medio de duración. El nombre de Tete nunca figuró en las portadas ni en las notas de presentación (en realidad no tenían notas) de esos discos. Una colaboración anónima que todavía hoy se escucha con placer. En 1955 Tete coincidió en Madrid con su padre que en aquel momento estaba tocando en la orquesta de Jaime Camino. Cada noche cuando Tete acababa su trabajo se trasladaba a la Parrilla del Alcázar para oír a su padre aunque pronto todos descubrieron que el interés no era tan paterno-filial como parecía y lo que realmente atraía al joven pianista era la cantante de la orquesta: una cubana llamada Pilar Morales. "Jaime Camino era un gallego emprendedor que rápidamente se dio cuenta de que una orquesta que tocaba eminentemente latino vendía más si tenía algún músico negro, Así que se dedicó a importar músicos negros para su orquesta y uno de los que se trajo de Cuba fue la cantante Pilar Morales. La conocí por casualidad una noche en que fui a buscar a mi padre al Alcázar y me enamoré perdidamente. A partir de aquel día todas las noches acababa casualmente en: el Alcázar ante la indiferencia de mi padre que pensó que sería un ligue más". Tete y Pilar se casaron en Barcelona el 5 de abril de 1956 e inmediatamente comenzaron a trabajar juntos por díversos clubes de la ciudad llegando a grabar algunos discos con el rutilante nombre de Tete Montoliu su Conjunto Tropical, es decir: más maracas, mas tumbadoras, mas camisas de lunares y faralaes y, sobre todo, más boleros, más mambos y más cha-cha-chás. En esé grupo la voz de Pilar compartía la primera fila con la de Jorge Candela. Pilar interpretaba los boleros y Candela los ritmos más ligeros. Tete Montoliu y su Conjunto Tropical grabaron en total cuatro discos de piedra de 78 r.p.m. que después se convirtieron en dos microsurcos de cuatro canciones cada uno. En esas ocho canciones grabadas (todas con la servidumbre de los tres minutos y medio) encontramos cuatro boleros en la voz de Pilar Morales, alguno con el toque picante del momento, cla­ramente importando de las insinuaciones de Graciela en el grupo de Machito, y otros con toda la descanada crudeza del bolero más clásico. En las cuatro canciones cantadas por Candela las cosas cambian un poco, sobre todo vistas con ojos (más bien oídas con oídos) del siglo XXI. Alguno de esos textos está claramente desfasado y hoy nadie se atrevería a cantarlo. Como mínimo se le tacharía de políticamente incorrecto o de descaradamente machista, pero debemos situamos en la España de la posguerra. En los años cincuenta del pasado siglo y sumidos en una dictadura en la que el machismo y el nacional-catolicismo eran las únicas reglas a seguir (las otras llevaban de cabeza a la cárcel). Las bromas sobre la Mujer Vespa deben escucharse e intentar comprenderse única y exclusivamente en ese contexto. En cambio un texto que no ha sufrido tanto por paso del tiempo es el de Esto es el amor de Pepe Iglesias El Zorro; en aquel momento todos los niños, y no tan niños, de España seguíamos los programas radiofónicos del popular humorista y sus imitaciones eran repetidas en todos los corrillos. Tete Montoliu y su Conjunto Tropical actuaron muy poco en directo. En realidad tanto Tete como Pilar tenían sus carreras respectivas e intentaban seguirlas. Estamos en 1956 y en el Windsor Palaee de Barcelona se anuncia una actuación de Lionel Hampton. Una actuación que cambiaría radicalmente la vida profesional (y lógicamente también la privada) de Tete Montoliu. EI 13de marzo de 1956, al acabar su concierto el siempre ávido de música Lionel Hampton montó una jam session en el mismo escenario. "Desde el primer momento yo me senté al piano porque no había otro pianista y ya no me movieron en toda la noche. Tocamos hasta las cuatro o las cinco de la madrugada. Lionel Hampton se deshizo en elogios y yo pensé que lo había hecho por puro cumplido, era una persona extremadamente educada, pero al día siguiente quedó claro que lo decia de corazón". Al día siguiente el popular vibrafonista norteamericano presentó a Tete como invitado en susegundo concierto barcelonés y se deshizo en elogios hacia el joven pianista. "Hampton me presentó como el mejor pianista de Europa. Tocamos juntos un Tenderly que duró casi media hora, con solos muy largos, y después un Oh! Lady Be Good que levantó al público de sus asientos mientras Hampton seguía repitiendo que yo era el mejor pianista de todo Europa". Unos meses después, en junio de ese año, Lionel Hampton actuó en el teatro Carlos III de Madrid. Aprovechando su estancia grabó el mítico disco Jazz Flamenco e invitó a Tete a participar en tres temas. El disco tenía bastante poco de flamenco, por no decir nada, y la utilización de unas castañuelas en algunos momentos es más un toque turístico que una opción musical. En realidad lo más flamenco era el dibujo de la tapa del LP español en la que se veía a Hampton tocado con un sobrero cordobés ante una bailaora con bata de cola. Esa edición se presentaba como Lionel Hampton y su orquesta y su quinteto Flamenco Five. Tete participa sólo en los temas en quinteto aunque su nombre no figura en los créditos ni de la edición española ni de la norteamericana. Estos tres temas del disco Jazz Flamenco son los primeros temas jazzisticos que Tete Montoliu pudo grabar, especialmente Tenderly (rebautizada Ternura en la portada española del disco) que prácticamente es un largo solo de piano sólo al final acompañado por vibráfono, guitarra, contrabajo y batería.~ MIGUEL JURADO, febrero de 2006.

Las frases de Tete Montohu entrecomilladas pertenecen al libro "TETE, CASI AUTOBIOGRAFíA" de Mlquel Jurado editado por fundación Autor (Madrid, 2005)


Más información relacionada



Tete Montoliu-Primeros Pasos (2006)

Temas:
01.Superhombre
02.No, No Y No
03.Mambo-Jazz
04.Mi-Fa-Sol
05.Mambo De La Telefonista
06.No Se Irrite
07.Luna De Miel En Puerto Rico
08.Ayer No Viniste
09.Playa Escondida
10.Que Cosas, ...Que Cosas!
11.No Me Hagas Consquillitas
12.La Mujer Vespa
13.Te, Chocolate O Cafe
14.Cha-Cha-Cha Chabela
15.Eso Es El Amor
16.Spain (Espana)
17.Tenderly (Ternura)
18.Toledo Blade (La Espada de Toledo)

Musicos:
Tete Montoliu (vocals, piano)
Jorge Perez (vocals, percussion)
Pilar Morales, Lorenzo Gonzalez (vocals)
Billy Mackel (guitar)
June Gordner (bateria)
Peter Badie (double bass)
Angelica Maria (castanets)
Lionel Hampton (vibraphone)
Su Conjunto Tropical, Orquesta De Lorenzo Gonzalez

Mi-Fa-Sol


Luna De Miel En Puerto Rico


Te, Chocolate O Cafe

5 comentarios :

  1. COMO SIEMPRE LO MEJOR ESTA EN LA OSTIA, VAMOS A ESCUCHAR A TETE....GRACIAS CHUMANCERA,,,,,,

    ResponderEliminar
  2. Interesante disco de un gran pianista de Jazz y como muchos de los que estamos por aqui, ligado tambien a la musica latina en sus primeros tiempos. Si es que todo se pega...

    Saludos y gracias , Jordi

    ResponderEliminar
  3. Por favor ¿dónde está el password para descomprimir el fichero descargado? No lo veo en la entrada.

    ResponderEliminar
  4. No conocía este disco de Tete Montoliu *Primeros Pasos*. Tete es una referencia del jazz en EEUU y que no tuvo en su pais la acogida que recibió fuera de su patria. En Venezuela somos unos cuantos los que lo admiramos. Lastima que no puedo escuchar estos primeros trabajos porque lo bajado exige un password que desconozco. Una Lástima. Saludos.
    hugomdiaz@yahoo.com

    ResponderEliminar
  5. Holla Amigos
    No puedo encontrar la Pass Word para Tete Montoliu-Primeros Pasos (2006)
    muchas gracias
    efisio

    ResponderEliminar

El jazz latino es una vertiente del jazz que combina melodías africanas y latinas.Las dos principlaes categorías del Latin Jazz son la Brasileña y la and Afro-Cubana.El Latin Jazz Brasileño incluye el bossa nova y la samba. El Jazz Afro-Cubano incluye salsa, merengue, songo, son, mambo, bolero, charanga y cha cha cha El Latin Jazz se originó a finales de los Años 40 cuando Dizzy Gillespie y Stan Kenton comenzaron a combinar el ritmo y la estructura de la música Afro-Cubana, ejemplificada por Machito y sus Afro-Cubanos, con instrumentos de jazz.En comparación con el Jazz Americano, el Latin Jazz emplea un ritmo fijo, parecido al ritmo swung. Latin Jazz raramente emplea un compás tocado en cuatro, pero usa una forma de clave. La conga, el timbal, güiro, y claves son instrumentos de percusión que contribuyen al sonido Latino.La Samba se origina en la música Afro-Brasileña del siglo XIX tal como el Lundu. Emplea una forma modificada del clave. El Bossa Nova es una música híbrida, que utiliza algo del ritmo de la Samba pero influenciada por música Europea y Estadounidense desde Debussy a US jazz. El Bossa Nova se origina en los Años 60, principalmente por los esfuerzos de los brasileños Antonio Carlos Jobim, João Gilberto, y el estadounidense Stan Getz. Su canción más famosa es Garota de Ipanema (La Chica de Ipanema), cantada por Gilberto y su esposa, Astrud Gilberto.
De donde viene el nombre de L'Ostia???

A inicios del siglo XVIII los vecinos de la Barceloneta se quejaban porque el cierre de los portales les hacía difícil asistir a las funciones de noche, puesto que cuando salían del teatro (Principal de la Rambla) no podían volver a casa porque encontraban cerrado el portal de Mar. Las autoridades militares accedieron a cerrar el portal de Mar media hora despues de que terminase la función del teatro, dos días a la semana que quedaron fijados.
Este horario extra fue calificado de "La Hora de L'Ostia", en alusión al nombre humorístico de L'ostia que se aplicaba a la Barceloneta.
Hay otra versión puritana relativa al origen del nombre "Ostia" dado a la Barceloneta, que recordaba que este mote quería decir Puerta en latín y puesto que el barrio fue hecho extramuros, era una especie de puerta marítima de Barcelona. Es posible que el origen de la denominación fuese un juego de palabras, pero lo que es indudable es que a nivel popular, cuando se decía que la Barceloneta era l'Ostia, se decía en un tono muy poco latín, mas bien referido a la composición eminentemente obrera i a la constante agitación política del barrio.
Fuente: Joan Amades. Historias y leyendas de Barcelona.

No confirmado. Un carguero italiano de la ciudad de Ostia que transportaba madera naufragó y los marineros y tripulantes estuvieron viviendo en barracas en la playa durante unos años hasta que fueron rescatados y devueltos a su ciudad.

.

.

Mi lista de blogs