sábado, 25 de marzo de 2017

Carrera Quinta – En Esencia



Cuando empieza a sonar el bambuco “Más de lo mismo”, el primer corte de la producción de 2009 En Esencia del grupo Carrera Quinta, liderado por el guitarrista Javier Pérez y la pianista Francy Montalvo, es inevitable preguntarse si la música colombiana del interior está tomando un rumbo diferente.

Y sorprende porque ya estamos acostumbrados a que los músicos de la llamada generación X se especialicen en ritmos más bailables, como pasa con la música tradicional del litoral Atlántico y Pacífico. Estas tendencias llevan años desarrollándose en el país y los frutos se pueden ver en formatos como el de Curupira, Mojarra Eléctrica, Sidestepper, Choquibtown, etc., que sin duda abundan en el panorama musical contemporáneo y que transforman las músicas tradicionales al fusionarlas con diferentes géneros musicales como el jazz, el rock y la música clásica.

Sin embargo, el proceso de aproximación a la música del interior ha sido un poco distinto y por esta misma razón ha tardado más tiempo en desarrollarse. Es justamente por eso que En Esencia llama tanto la atención.

No se trata de olvidar el camino que han trazado los músicos de generaciones anteriores en lo que respecta a la música andina, como el caso de Toño y Tico Arnedo, así como lo que han hecho los pianistas Héctor Martignón y Ruth Marulanda. Pero el ángulo desde el cual Pérez y Montalvo se aproximan tanto al jazz como a los pasillos, guabinas y bambucos conserva la esencia tradicional a pesar de que incluye fusión.

En Esencia es el resultado en audio de un proyecto de investigación que surgió hace más de cinco años en la facultad de música de la universidad El Bosque y que mereció la Beca Nacional de Investigación en Música del Ministerio de Cultura en 2006. Y esos años de estudio se notan.

Es por esto que el cambio de rumbo es incuestionable en la grabación: por la inclusión de nuevas sonoridades armónicas dentro de las formas tradicionales andinas. En otras palabras, lo interesante de esta grabación son los nuevos acordes que aparecen, así como los arreglos con introducciones imponentes, síncopas y unísonos, como pasa en “El Intenso”, composición de Pérez que en términos musicales hace que el oyente entienda directamente el título sin una sola palabra.

Es quizás por esto que tanto los solos como las interpretaciones de esta grabación, exceptuando el trabajo del baterista Pedro Acosta, suenan puristas. Mejor dicho, la profunda investigación musical de la pianista Francy Montalvo junto a Pérez tiene como resultado una grabación en la que aparecen nuevas composiciones que conservan las formas tradicionales de los ritmos andinos con armonías interesantes, pero, al mismo tiempo se quedan cortos en cambios más agresivos de forma, dinámica, técnica y formato.

Teniendo esto en cuenta, la interpretación de la flautista Sandra Sánchez es impecable. Así mismo, resultan atrayentes los solos del saxofonista César Medina, y el solo del bajo en el pasillo “Sin viaje”, a cargo de Daniel Montoya, recuerda el sonido de Luis Alberto Spinetta.

En esencia es entonces un documento valioso porque de alguna manera representa el cambio de rumbo y el paso a una nueva etapa en la música colombiana en la que se abre la plataforma para que en un futuro, las guabinas, pasillos y bambucos suenen como las Mazurcas de Chopin o los preludios de Gershwin._Andrea Baquero (jazzcolombia)






Carrera Quinta – En Esencia (2010)

Temas:
01. Más de los mismo
02. De repente
03. El pereirano
04. En esencia
05. El optimista
06. El intenso
07. Con el alma
08. Sin viaje
09. Pasillo tres

 Musicos:
Sandra Sánchez: flauta
César Medina: saxo soprano
Javier Pérez Sandoval: guitarra
Francy Montalvo: piano
Daniel Montoya: bajo eléctrico
Pedro Acosta: batería


Para mejor funcionamiento del blog, por favor deje un comentario, dicha información será de gran utilidad para futuros visitantes del blog. Escriba sus 
comentarios e impresiones en la seccion de comentarios GRACIAS! 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

El jazz latino es una vertiente del jazz que combina melodías africanas y latinas.Las dos principlaes categorías del Latin Jazz son la Brasileña y la and Afro-Cubana.El Latin Jazz Brasileño incluye el bossa nova y la samba. El Jazz Afro-Cubano incluye salsa, merengue, songo, son, mambo, bolero, charanga y cha cha cha El Latin Jazz se originó a finales de los Años 40 cuando Dizzy Gillespie y Stan Kenton comenzaron a combinar el ritmo y la estructura de la música Afro-Cubana, ejemplificada por Machito y sus Afro-Cubanos, con instrumentos de jazz.En comparación con el Jazz Americano, el Latin Jazz emplea un ritmo fijo, parecido al ritmo swung. Latin Jazz raramente emplea un compás tocado en cuatro, pero usa una forma de clave. La conga, el timbal, güiro, y claves son instrumentos de percusión que contribuyen al sonido Latino.La Samba se origina en la música Afro-Brasileña del siglo XIX tal como el Lundu. Emplea una forma modificada del clave. El Bossa Nova es una música híbrida, que utiliza algo del ritmo de la Samba pero influenciada por música Europea y Estadounidense desde Debussy a US jazz. El Bossa Nova se origina en los Años 60, principalmente por los esfuerzos de los brasileños Antonio Carlos Jobim, João Gilberto, y el estadounidense Stan Getz. Su canción más famosa es Garota de Ipanema (La Chica de Ipanema), cantada por Gilberto y su esposa, Astrud Gilberto.
De donde viene el nombre de L'Ostia???

A inicios del siglo XVIII los vecinos de la Barceloneta se quejaban porque el cierre de los portales les hacía difícil asistir a las funciones de noche, puesto que cuando salían del teatro (Principal de la Rambla) no podían volver a casa porque encontraban cerrado el portal de Mar. Las autoridades militares accedieron a cerrar el portal de Mar media hora despues de que terminase la función del teatro, dos días a la semana que quedaron fijados.
Este horario extra fue calificado de "La Hora de L'Ostia", en alusión al nombre humorístico de L'ostia que se aplicaba a la Barceloneta.
Hay otra versión puritana relativa al origen del nombre "Ostia" dado a la Barceloneta, que recordaba que este mote quería decir Puerta en latín y puesto que el barrio fue hecho extramuros, era una especie de puerta marítima de Barcelona. Es posible que el origen de la denominación fuese un juego de palabras, pero lo que es indudable es que a nivel popular, cuando se decía que la Barceloneta era l'Ostia, se decía en un tono muy poco latín, mas bien referido a la composición eminentemente obrera i a la constante agitación política del barrio.
Fuente: Joan Amades. Historias y leyendas de Barcelona.

No confirmado. Un carguero italiano de la ciudad de Ostia que transportaba madera naufragó y los marineros y tripulantes estuvieron viviendo en barracas en la playa durante unos años hasta que fueron rescatados y devueltos a su ciudad.

.

.

Mi lista de blogs